Ajuntament de Barcelona Institut del Paisatje Urbà
home e-mail info
  català      español      english      français   
El Modernismo más allá de Barcelona
Rutas locales de Cataluña que han firmado un convenio de colaboración con la Ruta del Modernismo de Barcelona:

Colònia Güell, Santa Coloma de Cervelló
Jardins Artigas, la Pobla de Lillet
Manresa
Reus
Ruta Puig i Cadafalch, Mataró-Argentona

Ruta Raspall, Vallès Oriental
Sitges
Terrassa
Vilafranca del Penedès
Todas estas rutas ofrecen descuentos a los usuarios de la Ruta del Modernismo de Barcelona. Para más Informaciónn llámese al Centro del Modernismo, teléfono 902 076 621.

COLÒNIA GÜELL
     Santa Coloma de Cervelló


La Colònia Güell

Dirección Centro de interpretación y acogida de visitantes.
Claudi Güell, s/n.
Colònia Güell
08690 Santa Coloma de Cervelló
Visita y horarios
Laborables de lunes a sábado:
De noviembre a abril: de 10 a 15 h.
De mayo a octubre: de 10 a 14 y de 15 a 19 h.
Domingos y festivos: de 10 a 15 h.
Recomendamos confirmar estos horarios por teléfono (936 305 807).
Exposición introductoria a la visita en el Centro de Acogida de Visitantes. Posibilidad de visitas guiadas a la iglesia y a la colonia.
Informaciónn
Tel.: 936 305 807.
Fax: 936 407 476.
coloniaguell@terra.es
Cómo llegar
En tren: FGC.
Tel.: 932 051 515.
Línea Barcelona (plaza de Espanya)-Martorell/Igualada/Manresa.
De 8.30 a 21 h. Trenes cada 15 minutos. Barcelona-Colònia Güell. Duración del trayecto: 22 minutos.
Por carretera: acceso desde la BV-2002 entre Sant Boi de Llobregat y Santa Coloma de Cervelló. Al llegar hay que seguir la señalización hasta el Centro de Acogida de Visitantes.
Observaciones
Consúltese el descuento de la Ruta en el sitio web
www.rutadelmodernisme.com o llamando al tel. 902 076 621.

La Colònia Güell: la iglesia (cripta) y el núcleo urbano

La Colònia Güell es una antigua colonia textil, fundada en 1890 por el empresario y mecenas burgués Eusebi Güell en Santa Coloma de Cervelló. La colonia se concibe a partir de la fábrica como un conjunto urbano de viviendas y servicios para los obreros (casas, escuela, iglesia, tienda, ateneo, etc.). El propósito era conseguir la paz social en un medio controlado por el empresario. Ahora bien, la Colònia Güell se diferencia del resto de colonias textiles por el uso de la máquina de vapor como fuente de energía, por la separación de la fábrica con respecto a la zona residencial y por la intervención de arquitectos modernistas de primera línea. Para llevar a cabo este proyecto, Eusebi Güell cuenta con la colaboración de Antoni Gaudí, Francesc Berenguer i Mestres y Joan Rubió i Bellvé. Los dos últimos eran arquitectos modernistas de prestigio y colaboradores de Gaudí, y fueron los artífices del proyecto urbanístico y de algunos de los edificios más singulares (Ca l'Ordal, Ca l'Espinal, la Escuela, la Casa del Maestro, Centro de Sant Lluís), en los que lleva a cabo un impresionante despliegue de los recursos arquitectónicos y decorativos más puramente modernistas. Gaudí, en cambio, se hace cargo de la iglesia, popularmente conocida como la "cripta", ya que, respecto al proyecto inicial, sólo se llegaron a construir la planta baja y su pórtico (según el proyecto, la iglesia debía tener dos pisos con una altura de cuarenta metros).

Un conjunto modernista
La Colònia Güell es un conjunto integrado por la fábrica (hoy en día se ubican en ella diferentes empresas y se halla en proceso de la rehabilitación), el núcleo urbano y la iglesia. En el Centro de Acogida de Visitantes hay una exposición introductoria a la visita. Además de la visita -guiada o no- a la iglesia, se puede realizar una visita guiada a la Colònia Güell para sumergirse en el ambiente social y creativo de principios del siglo XX. Tras ella, se puede dar un tranquilo paseo por la pineda que rodea la iglesia y sentir la paz que domina el entorno.

Una obra fundamental
La iglesia (cripta) de la Colònia Güell está considerada como la obra maestra de Gaudí. Aquí experimentó y consiguió expresar su lenguaje arquitectónico más personal. Optó por el uso de columnas inclinadas como sistema para sustentar el piso del edificio, sin necesidad de construir arbotantes o contrafuertes. La distribución de pesos fue calculada mediante el método de la maqueta polifunicular, un método que inventó para la proyección arquitectónica y que a pequeña escala permitía prever las cargas y los arcos que debían sostenerlas. La iglesia fue declarada monumento histórico-artístico en 1969 y hoy en día está considerada como una de las piezas fundamentales de la arquitectura mundial del siglo XX, a causa de la gran innovación que supuso en el uso de columnas inclinadas y de bóvedas en forma de paraboloide hiperbólico, así como por la admirable combinación de los materiales.

El entorno natural
Gaudí situó la iglesia en la colinita más alta de la zona residencial de la Colònia Güell, en una pineda. Gracias a los materiales constructivos, la iglesia y las columnas inclinadas del soportal se mezclan visualmente con el paisaje exterior en un perfecto mimetismo. En los muros y las columnas exteriores se combinan de manera nada caprichosa los diferentes materiales empleados: escoria de fundición, ladrillos recochos deformados, piedra de calcita y basalto. En los muros exteriores se encuentran en gran profusión mosaicos con simbología religiosa. En el pórtico destaca una impresionante palmera de basalto que sostiene las bóvedas. En el atrio del soportal Gaudí experimentó por primera vez en la historia de la arquitectura las bóvedas de paraboloide hiperbólico. Sobre el umbral de la puerta principal se encuentra situado un extraordinario mosaico.

Un interior impactante
Dentro de la cripta, que es de planta ovalada, impacta sobre todo la solución del techo, basada en nervios de ladrillo; los muros de paraboloide hiperbólico, y las cuatro columnas basálticas de aire prehistórico. Todo este ambiente (hay que recordar que la iglesia no fue acabada) contrasta vivamente con los cromatismos de las vidrieras. Los bancos fueron diseñados por Gaudí, así como las pilas de agua bendita realizadas con conchas enormes sustentadas con hierro forjado. El sagrario, el altar de la Sagrada Familia y los ángeles del presbiterio son obra de Josep M. Jujol.

La restauración
Desde el mes de septiembre de 1999 se están ejecutando obras de restauración en la iglesia, que se desarrollan en diversas fases. Los objetivos de la restauración son:

  • Recuperar el valor original de la obra de Antoni Gaudí, conservando con rigor la obra original y eliminando los elementos añadidos después de que Gaudí abandonara la obra.
  • Finalizar una obra inacabada proporcionándole un acabado formal mediante el coronamiento del muro exterior con un material muy diferenciado del original.
  • Darle un acabado funcional, arreglando los accesos, con un nuevo eje de entrada y unas nuevas escaleras exteriores que suben a la terraza, que se ha generado sustituyendo la vieja y deteriorada cubierta provisional de fibrocemento.
  • Regenerar la degradación producida por el paso del tiempo mediante la limpieza, la impermeabilización de techos y la restauración de los mosaicos y demás elementos deteriorados.
  • Hasta ahora se han restaurado el atrio, los soportales, los muros exteriores y los mosaicos. Se ha renovado el pavimento del acceso y el que se halla bajo los soportales. Se ha restaurado e impermeabilizado la rampa inacabada prevista para acceder a la nave superior no construida. Se ha construido la nueva terraza y la escalera exterior. También se ha instalado la iluminación exterior de la iglesia. Quedan todavía pendientes, como actuaciones más relevantes, las de restauración en el interior del edificio y la ordenación del entorno de la iglesia en un recinto más amplio.


Consorcio de la Colònia Güell

 

 

JARDINS ARTIGAS
     La Pobla de Lillet

Jardins Artigas

Dirección
Jardins Artigas
Parc Xesco Boix, s/n
La Pobla de Lillet
Visita y horarios
La visita guiada a los Jardins Artigas tiene una duración de una hora para los particulares, y de una hora y media para grupos en autocar. Durante la visita se explica el pasado industrial de la Pobla de Lillet, la llegada de Antoni Gaudí i Cornet a la población y los rasgos arquitectónicos del único jardín húmedo proyectado por el genial arquitecto. La visita se adapta para las escuelas e incluye material didáctico.
De octubre a junio: sábados, domingos y festivos de 10 a 17 h, visitas guiadas a las 12 h. Laborables: visitas concertadas con antelación. Lunes no festivos, cerrado.
De julio a septiembre: de lunes a domingo, de 10 a 19 h.
Visitas guiadas a las 12 h.
Existe una reducción para grupos y grupos escolares.
Información
Tel.: 938 236 146
Fax: 938 236 414
tur.lillet@diba.es
www.lillet.diba.es
Cómo llegar
En bus: Alsina Graells. Tel. 932 656 866.
Por carretera: por el Eix del Llobregat, C-16, o por la C-17 y la C-26.
Observaciones
Los horarios pueden sufrir variaciones, por lo que se aconseja comprobarlos previamente. Consúltese el descuento de la Ruta en el sitio web www.rutadelmodernisme.com o llamando al tel. 902 076 621.

Jardins Artigas (1904)

Gaudí proyectó el jardín de Can Artigas junto con un chalé-refugio en la sierra del Catllaràs en 1904. La Pobla de Lillet es un municipio de la comarca del Berguedà que actualmente cuenta con 1.558 habitantes.


Redescubriendo la obra
El jardín, de propiedad particular, permaneció abandonado entre los años 1939 y 1989, y por este motivo, y también por el hecho de que el lugar en el que se encuentra no era demasiado accesible, quedó olvidado. Además, la ausencia de documentación que confirmase su autoría hacía que no fuese tenido en consideración dentro de la obra gaudiniana. Por otro lado, el Chalé de Catllaràs fue reformado en los años ochenta con un criterio discutible que provocó que perdiera todos sus rasgos decorativos. De todos modos, desde 1991 la Real Cátedra Gaudí empezó a trabajar en la investigación de ambas obras y después en el proyecto de rehabilitación de los jardines. La Cátedra ha establecido una hipótesis plausible que otorgaría la autoría de los jardines a Gaudí, lo que ha contribuido a que hoy en día sean uno de los puntos de interés arquitectónico y artístico más visitados de la comarca del Berguedà.

Un encargo de Eusebi Güell
Si bien estéticamente parecen tener algunas similitudes con el Park Güell, los Jardins Artigas, tal como se les conoce hoy en día, son el único jardín húmedo proyectado por el genial arquitecto.
A principios de siglo XX se instalaba en Clot del Moro (Castellar de N'Hug) la primera empresa fabricante de cemento pórtland de todo el Estado español, la Asland, compañía liderada por el empresario Eusebi Güell i Bacigalupi. Durante la construcción de la fábrica (1901-1904) nació en torno a ella toda una serie de servicios, como, por ejemplo, las minas de carbón en la sierra del Catllaràs, que tenían que abastecer los hornos de Asland que fabricarían el cemento pórtland. El conde Güell encargó a Gaudí el proyecto de un chalé en Catllaràs para alojar en él a los ingenieros y facultativos encargados de gobernar y dirigir las minas de carbón.
Para visitar el lugar en el que tenía que ubicarse el chalé, Antoni Gaudí se hospedó en casa de la familia Artigas, empresarios textiles. Durante los dos días que Gaudí pasó en la Pobla, los Artigas le expresaron su ilusión por tener un jardín detrás de su fábrica. Antoni Gaudí, en agradecimiento a su hospitalidad, les hizo un boceto. Y de ese boceto surgieron los Jardins Artigas.

Similitud con el Park Güell
Hay que decir que en 1905 Gaudí trabajaba en Barcelona en la construcción del Park Güell, con lo que el boceto que el arquitecto realizó del jardín está totalmente inspirado en el parque barcelonés. Al parecer, el propio Gaudí, al volver a Barcelona, ya con el proyecto del Chalé de Catllaràs, envió a la Pobla de Lillet a dos albañiles con el propósito de que empezasen las obras de construcción del jardín que había dibujado.

Un entorno salvaje
El lugar en el que se construyeron los Jardins Artigas está conformado por un entorno muy salvaje: grandes riscales de roca atravesados por el Llobregat, con abundante vegetación autóctona. Las estructuras arquitectónicas son exactamente iguales que en el Park Güell, pero los materiales con que se construyó el jardín son los propios de la zona de montaña prepirenaica en la que se halla situada la Pobla de Lillet; así, los materiales que encontramos en el jardín son la losa, la piedra pómez, el guijarro de río y la marga, acompañados por el cemento pórtland con el que se construyeron las barandas y murales naturalísticos del jardín.
En cuanto al recurso del agua, ya hemos hablado del Llobregat, que atraviesa el pedregoso curso del jardín, y además encontramos numerosas fuentes que surgen de los manantiales de agua natural que desembocaban en el Llobregat; lo único que hizo Gaudí fue decorarlos, convirtiéndolos así en fuentes "figuradas", como por ejemplo la Cascada, la Font del Bou, la Font del Lleó y la Font de la Gruta. Por otro lado, el Pont d'Escala y el Pont dels Arcs también nacen a fin de poder atravesar el Llobregat y unir las dos vertientes del río. Por último, la Glorieta preside el jardín encaramada en un pronunciado peñasco de roca a modo de mirador sobre el jardín.

En los jardines se observan símbolos como los de los cuatro evangelistas presididos por la figura del águila, que, majestuosa, vigila el jardín desde el lado de la Glorieta del Bou; el león, y el ángel, que originalmente se encontraba dentro de la cascada y que actualmente no se encuentra reproducido. Asimismo, encontramos las serpientes que protegen la única entrada que Gaudí proyectó para acceder al jardín, las cariátides con la figura del hombre y de la mujer, el rincón del pescador, el merendero con el mural naturalístico y las cañas de bambú, entre otros.

Ayuntamiento de la Pobla de Lillet

 

 


MANRESA

Manresa

Dirección
Oficina de Turismo de Manresa.
Via de Sant Ignasi, 40, bajos.
Visita y horarios
La Oficina de Turismo dispone de un servicio de guías para recorrer la ruta modernista cada primer sábado de mes. La visita dura aproximadamente dos horas y debe concertarse con antelación. Existen reducciones para grupos. Si el visitante prefiere recorrer la ruta modernista por su cuenta, en la Oficina de Turismo pueden proporcionarle un plano turístico en el que encontrará detallado todo el itinerario y una explicación de cada uno de los edificios. Horarios de la oficina: en invierno, de martes a viernes de 9 a 14 h, sábados de 10 a 14 y de 17 a 20 h y domingos de 10 a 14 h. En verano, de martes a viernes de 9 a 14 y de 17 a 19 h, sábados de 10 a 14 y de 17 a 20 h y domingos de 10 a 14 h.
Información
Tel.: 938 784 090
Fax: 938 784 156
turisme@ajmanresa.org
www.ajmanresa.org
Cómo llegar
En tren: RENFE y FGC.
En bus: Autocares Julià. Tel.: 934 026 937
(Barcelona-Manresa / Manresa-Barcelona).
Por carretera: por la C-58 hasta Terrassa y C-16 o C-55 hasta Manresa.
Observaciones
Los horarios pueden sufrir variaciones, por lo que se aconseja comprobarlos previamente. Consúltese el descuento de la Ruta en el sitio web www.rutadelmodernisme.com o llamando al tel. 902 076 621.


Manresa

A lo largo del siglo XIX Manresa se convirtió, como otras poblaciones situadas cerca de los ríos Llobregat y Cardener, en una ciudad industrial. Aparecieron las primeras fábricas textiles y, en consecuencia, las primeras familias de empresarios. La ciudad se transforma, se derriban las últimas murallas que rodeaban Manresa y se construyen avenidas mucho más amplias. El paseo de Pere III, urbanizado durante el siglo XIX, se convirtió en el lugar de residencia preferido de la nueva burguesía. Los industriales que habían hecho fortuna gracias a las fábricas textiles se construyen casas de acuerdo con la estética modernista. La mayoría de estos edificios fueron proyectados por arquitectos locales que seguían la tendencia que dominaba en Barcelona. De entre los más importantes podemos destacar dos: Ignasi Oms i Ponsa y Alexandre Soler i March. Ignasi Oms es considerado como el representante más destacado del Modernismo en Manresa. Fue colaborador de Domènech i Montaner y ejerció durante muchos años de arquitecto municipal de la ciudad. Manresa está llena de edificios suyos e incluso hay una calle que lleva su nombre porque concentra en el mismo espacio cuatro obras suyas. Alexandre Soler se formó como Ignasi Oms en Barcelona y tuvo también como maestro a Domènech i Montaner. Una de las obras más destacadas que proyectó fue la ampliación del Convento de Santa Clara.


Ruta Modernista
La ruta modernista se centra casi exclusivamente en la zona de la plaza de Sant Domènec, el paseo de Pere III y la calle Born.

La Farmacia Esteve, de 1926, y el Quiosco del Arpa, de 1917
Constituyen un claro ejemplo del Modernismo aplicado a establecimientos y mobiliario urbano. Fueron diseñados por el arquitecto Josep Firmat. Es interesante observar las vidrieras de colores y las tallas de madera y hierro forjado de la farmacia.

Sastreria Tuneu
Esta sastrería conserva todavía rótulos de diseño modernista ideados por el pintor Francesc Cuixart en 1906.

Casa Torrents o Buresa
Edificio proyectado por Ignasi Oms en 1905 por encargo de una de las familias más adineradas de la época: los Torrents. El inmueble es una recreación de una casa-palacio de estilo neogótico, tiene cuatro plantas y una torre a cada lado. En medio de la fachada sobresale un cuerpo central, con una tribuna en el primer piso, coronado en la parte superior por cuatro pináculos y una imagen del Sagrado Corazón, habitual en muchos edificios modernistas. En algunos pisos aún se conserva la lujosa decoración modernista.

Casal Regionalista
Proyectada por Alexandre Soler en 1918 y de estilo sobrio y regular, esta edificación se aleja de los postulados modernistas y se acerca al Noucentisme.

Casino
Situado en el punto más céntrico del paseo de Pere III, es el principal edificio modernista de Manresa. Es obra de Ignasi Oms y se construyó en 1906. Era conocido como el casino dels senyors (el casino de los señores) porque funcionaba como club social y local de juego de las clases pudientes de la época. El Casino cerró sus puertas durante la década de los setenta y a partir de entonces el edificio entró en un período de decadencia. Más tarde, el Ayuntamiento lo compró y actualmente acoge la biblioteca pública y un centro cultural. El Casino es una obra de transición hacia el Modernismo. La fachada sigue un tipo de estructura clásica y al mismo tiempo contiene elementos modernistas como el diseño de las ventanas y balcones y los motivos ornamentales. Algunas de las salas interiores, en la actualidad salas de lectura, conservan vidrieras de colores y una
ornamentación muy rica.

Casa Lluvià
Proyectada por Ignasi Oms en 1908 y considerada como la obra más puramente modernista del arquitecto de manresano, a diferencia del Casino, la Casa Lluvià se aparta del clasicismo y el autor combina en ella un cuerpo central con dos torres de diferentes proporciones y alturas. La fachada conserva una ornamentación típicamente modernista y en el interior del edificio se conservan también algunos elementos típicos, como columnas de piedra con relieves y pintura de tendencia naif. Actualmente alberga la sede del Colegio de Arquitectos del Bages y Berguedà.

Casa Torra
Proyectada por Ignasi Oms en 1910, destaca porque conserva perfectamente los planteamientos de casa independiente y al mismo tiempo se integra en el espacio urbano.

Casa Gabernet Espanyol
Esta obra de Ignasi Oms proyectada en 1898 constituye un ejemplo del Modernismo historicista que combina elementos góticos y románicos.

Casa Padró
Fue diseñada en 1918 por Bernat Pejoan y está situada en un chaflán del paseo de Pere III. En su interior acoge actualmente establecimientos comerciales.

Casa Padró Domènech
Esta obra de Ignasi Oms fue proyectada en 1903.

Col·legi Asil dels Infants
Obra de Ignasi Oms, fue construido entre los años 1901 y 1911 y se engloba dentro del Modernismo historicista.

Casa Armengou
Obra de Ignasi Oms proyectada en 1889. Es una mezcla entre estilo ecléctico y modernista.

Instituto Lluís de Peguera
Esta edificación de Alexandre Soler se considera de estilo modernista en transición hacia el Noucentisme. Las obras se iniciaron en 1907, pero no finalizaron hasta 1927.

Convento de Santa Clara
Construcción de origen medieval y que todavía conserva un portal románico. En 1904 el arquitecto Alexandre Soler proyectó una ampliación del edificio inspirándose en el gótico.

Oficina de Turisme de Manresa. Ajuntament de Manresa

 

 

REUS

Reus, escenario modernista

Reus, la ciudad de Gaudí, situada a 100 km de Barcelona y a 8 km del litoral de la Costa Dorada, es en la actualidad un importante centro de atracción comercial y cultural del sur de Cataluña.

Fue en el siglo XVIII cuando la ciudad experimentó un importante crecimiento demográfico y se convirtió en la segunda ciudad en importancia de Cataluña, gracias al comercio del aguardiente, del que la ciudad era punto de referencia internacional, como recoge la célebre frase "Reus, París y Londres". Poco después, a caballo entre los siglos XIX y XX, se erigieron en la ciudad los grandes edificios modernistas que aún se pueden admirar y que hacen de Reus un verdadero escenario modernista.

Reus

Dirección
Oficina de Turismo.
Sant Joan, 34.
Visita y horarios
El Patronato Municipal de Turismo y Comercio de Reus organiza visitas comentadas al patrimonio de la ciudad y abre especialmente para los visitantes algunos espacios habitualmente cerrados al público. Un mismo ticket incluye dos visitas guiadas diferentes y permite la entrada gratuita al Museo Salvador Vilaseca, a la exposición “Gaudí & Reus” y al Museo de Arte y Historia de Reus.

La visita es un paseo a pie por el centro de la ciudad para conocer las fachadas modernistas más destacadas e incluye el acceso al interior de la Casa Gasull, al jardín de la Casa Rull y a la tienda de la Casa Navàs, obras de Lluís Domènech i Montaner. Por otro lado, el mismo ticket permite el traslado en autobús y la visita guiada al interior del pabellón número 6 del Instituto Pere Mata, realizado también por el mismo arquitecto, que por su riqueza ornamental, es el de más valor artístico de todo el conjunto. La entrada al interior de la Casa Navàs, siempre según la disponibilidad de los propietarios, es opcional y no está incluida en el precio de la ruta.

Del mes de octubre al mes de junio las visitas individuales se llevan a cabo los sábados no festivos a las 11 h, y hay que efectuar las reservas con antelación. Durante los meses de julio, agosto y septiembre se realizan visitas diarias en catalán, castellano, inglés y francés por la mañana y por la tarde, a excepción de los domingos y días festivos (15 de agosto y 25 de septiembre), en que no se realizan visitas. Para grupos, se pueden organizar visitas todos los días del año, siempre y cuando sean concertadas con antelación.
Información
Tel.: 977 778 149
infoturisme@reus.net
www.reus.net/turisme
Cómo llegar
En tren: regionales RENFE desde las estaciones de Sant Andreu Comtal,Clot-Aragó, Passeig de Gràcia y Sants (dirección Reus).
En bus: La Hispano Igualadina. Tel.: 938 044 451.
Salida Ronda Universitat / Balmes.
Por carretera: N-340 y autopista AP-7, salida 34.
Observaciones
Los horarios pueden sufrir variaciones, por lo que se aconseja comprobarlos previamente. Consúltese el descuento de la Ruta en el sitio web www.rutadelmodernisme.com o llamando al tel. 902 076 621.

El universal arquitecto Antoni Gaudí i Cornet nació en Reus el 25 de junio de 1852. Fue en esta ciudad donde el futuro arquitecto viviría su infancia y adolescencia, haría amigos y realizaría sus primeros estudios antes de ir a Barcelona. De su ciudad eran también algunos de sus más estrechos colaboradores, como los arquitectos Joan Rubió i Bellvé, Domènec Sugranyes y Francesc Berenguer, y algunos de sus futuros clientes.

Actualmente, Reus aún conserva la memoria de aquellos lugares que el joven frecuentó durante los años en que vivió allí: su casa natal, la iglesia en la que fue bautizado, el colegio en el que estudió, el escenario de encuentros con sus amigos y colaboradores... En definitiva, las calles, plazas, rincones y paisajes de una ciudad que condicionó la formación de su gran genio creador.

Sugerimos también la visita a la exposición "Gaudí & Reus", en el Museo Salvador Vilaseca, en la que se da un repaso a los orígenes de Gaudí y su familia, y se acerca a los visitantes a algunos de los aspectos más significativos de su personalidad y manera de entender el mundo y la arquitectura.

Pero fue la llegada de Lluís Domènech i Montaner, el otro gran arquitecto de la época, lo que marcó el inicio de la brillante etapa modernista que vivió Reus, cuando éste se encargó del proyecto de construcción del conjunto del Instituto Psiquiátrico Pere Mata, que se inició en 1898. Después vendrían otros encargos, y fue en Reus donde Lluís Domènech i Montaner construyó un mayor número de edificios, después de Barcelona. Entre estas obras, hay que destacar:

El Instituto Pere Mata (1898)
Se trata de un proyecto innovador en la construcción, donde se da una interesante combinación de materiales, con el ladrillo, la piedra, el hierro forjado, la cerámica y las vidrieras como protagonistas, y de planteamiento asistencial, donde el arquitecto utiliza el sistema de pabellones independientes, solución que vuelve a emplear años más tarde en el Hospital de Sant Pau de Barcelona. El pabellón número 6, por su riqueza ornamental, es el de mayor valor artístico de todo el conjunto, ya que conserva el espectacular repertorio decorativo del Modernismo. El Instituto Pere Mata está considerado una de las joyas del Modernismo catalán (interior visitable).

Casa Navàs (1901-1907)
Junto con el Instituto Pere Mata, es la mejor muestra de la arquitectura de la ciudad y fue encargada por el comerciante reusense Joaquim Navàs. Los diferentes elementos arquitectónicos y decorativos de la bella fachada se inspiran en el gótico y el plateresco, pese a que ésta se vio afectada por los estragos de una bomba caída durante la Guerra Civil, y el interior destaca por su magnífica decoración. La tienda de la casa, en la planta baja, es de gran interés, ya que también se conserva prácticamente intacta desde su construcción (interior visitable).

Casa Rull (1900)
La casa fue proyectada para el notario Pere Rull, y en la fachada se pueden reconocer diferentes símbolos relacionados con la actividad del propietario. Es interesante la vista del ángulo que forman las dos fachadas principales y el elegante balcón con elementos florales del primer piso (jardín visitable).

Casa Gasull (1911)
Fue construida para Fèlix Gasull, propietario de una empresa de exportación de aceites y albergaba los almacenes de la empresa y la vivienda. En este edificio ya se fusionan elementos modernistas y noucentistes.

El estilo arquitectónico de Domènech i Montaner influenció, sin duda, en los edificios modernistas que se erigieron en la ciudad. Este efecto es especialmente evidente en las construcciones del reusense Pere Caselles, arquitecto municipal que había colaborado con Domènech en las obras del Instituto Pere Mata y que realiza un gran número de edificios públicos y privados, entre los que hay que mencionar las Escuelas Prat de la Riba, (1911), la Casa Grau (1910), la Casa Sagarra (1908), la Casa Munné (1904), la Casa Laguna (1904), la Casa Tomàs Jordi (1909) y la Casa Punyed (1900), así como algunos edificios industriales, como el Matadero (empezado por Francesc Borràs en 1889), y la Estación Enológica (1906). Entre los otros arquitectos que trabajan en Reus en esta época destaca la obra de Joan Rubió i Bellvé, influenciado por el estilo de Gaudí (Chalé Serra, 1911; Dispensario Antituberculoso, 1926, y Casa Serra, 1924) y Pere Domènech i Roura, hijo de Domènech i Montaner (Casa Marco, 1926).

Patronat Municipal de Turisme i Comerç de Reus

 

 

RUTA PUIG I CADAFALCH. MATARÓ-ARGENTONA.

Ruta Puig i Cadafalch
El Modernismo representó un hecho social y cultural de gran magnitud con una abrumadora presencia artística que se extendió por toda Cataluña, paralelamente al resto de Europa y América, entre el último tercio del siglo XIX y el primer cuarto del siglo XX. En el ámbito catalán no sólo tuvo presencia en las grandes ciudades, sino también en otras poblaciones como Mataró, Argentona, Canet de Mar, etc., que, a la vista de sus características históricas y sociales, se constituirían en espacios idóneos para estas manifestaciones.


Ruta Puig i Cadafalch

Dirección Venta:
Museu de Mataró.
Carreró, 17-19.
08301 Mataró
Lunes, miércoles y viernes de 10 a 13 h.
Visita y horarios
La Ruta Puig i Cadafalch en Mataró y Argentona comprende la visita guiada a diversos edificios modernistas que el ilustre arquitecto realizó en su ciudad natal y en la población en la que veraneaba. En Mataró se visitan el Ayuntamiento, destacado por el artesonado modernista del Salón de Sesiones, su casa natal, el mercado El Rengle, la tienda La Confianza, la Casa Parera, el edificio de La Beneficència y la Casa Coll i Regàs (actual Fundació Caixa Laietana). De este último edificio, que es la obra modernista más emblemática de Josep Puig i Cadafalch en Mataró, se visitan las salas nobles.

A continuación, un autocar traslada a los visitantes hasta Argentona, donde se visita la casa de veraneo de la familia del arquitecto y político, la capilla del Sagrario (iglesia parroquial de Sant Julià), el exterior de la casa solariega de Can Calopa y la magnífica finca de Can Garí, uno de los exponentes de la arquitectura modernista de Josep Puig i Cadafalch.

Los recorridos urbanos de la ruta se realizan a pie y los desplazamientos de una población a la otra se efectúan en minibús. La capacidad máxima para la ruta es de treinta personas y el mínimo es de veinte.

La ruta se recorre el primer y tercer fin de semana de cada mes (consultar fechas). Horarios de la ruta: inicio a las 10 h y finalización a las 13.30 h. Idiomas: visita guiada en catalán, castellano, inglés, francés y alemán (a concertar).
Información
Para información y reservas de público en general, escuelas y colectivos:
Actium Patrimoni Cultural, SL.
Tel.: 639 566 887 (lunes, miércoles y viernes de 10 a 13 h).
info@actiumweb.com
Cómo llegar
En tren: RENFE: estaciones de Sants, Plaça de Catalunya, Arc de Triomf y Clot-Aragó (Cercanías dirección Blanes o Mataró). En bus: Bus-Casas: líneas C-1 y C-2 por autopista. Paradas: Plaza Tetuan y Ronda Universitat. Tel.: 937 981 100. Por carretera: C-32 (dirección norte), salida 11 (a 30 minutos de Barcelona).
Observaciones
Los horarios pueden sufrir variaciones, por lo que se aconseja comprobarlos previamente. Consúltese el descuento de la Ruta en el sitio web www.rutadelmodernisme.com o llamando al tel. 902 076 621.



La arquitectura fue la forma más representativa de estos cambios de estilo y maneras de vivir, ya que constituía, a la vez, un conjunto de "modernidades" muy visibles, tanto de carácter estructural como en las artes aplicadas.

El Maresme supo incorporarse con un gran dinamismo a un amplio abanico de sectores productivos, principalmente el textil, el de los derivados del vidrio, el del licor o el del cultivo de la viña, a la vez que se convertía en lugar de veraneo y de termalismo de la burguesía catalana (termas de Caldes d'Estrac o fuentes de aguas medicinales en Argentona), así como de navegantes y comerciantes que volvían de las Américas con intención de establecerse definitivamente en su lugar de origen.

Algunos de los protagonistas de los proyectos arquitectónicos del Modernismo habían nacido en la comarca, como Josep Puig i Cadafalch, Eduard Ferrés i Puig, Emili Cabanyes, Ignasi Mas i Morell, y otros eran hijos adoptivos de la misma como Lluís Domènech i Montaner o Antoni M. Gallissà. De sus obras se desprende todo un rico manifiesto de tipologías arquitectónicas en proyectos realizados por encargo de particulares, desde la casa-chalé de veraneo hasta edificios industriales (fábricas, bodegas) y tiendas, o fruto de encargos públicos, como ayuntamientos, mercados, escuelas, matadero, casas de caridad e iglesias. Josep Puig i Cadafalch y Lluís Domènech i Montaner fueron dos de los principales exponentes del Modernismo en Cataluña, y responsables de que el Maresme cuente con uno de los patrimonios arquitectónicos más notables de este movimiento. Durante el año 2001, con actividades diversas que abarcaron diferentes ámbitos de la programación cultural, las ciudades de Mataró y Argentona, junto con Barcelona, conmemoraron el año dedicado a Josep Puig i Cadafalch con el objetivo de difundir su personalidad y su destacada obra.

Mataró
Salón de Sesiones del Ayuntamiento (1893), Riera, 48. En 1893, Puig i Cadafalch, entonces arquitecto municipal de Mataró, realizó el proyecto de reforma del Salón de Sesiones. En él destaca la decoración del artesonado del techo formado por vigas cruzadas decoradas con escudos y símbolos emblemáticos.

Casa natal de Puig i Cadafalch, Carreró, 39. Casa de cós (vivienda rural unifamiliar adosada) del siglo XVIII en cuya fachada una placa conmemorativa de 1967 recuerda la figura del ilustre arquitecto hijo de esta población. En el año 2001, con motivo del Año Puig i Cadafalch, se restauró su fachada.

El Rengle (1891-1893), plaza Gran, s/n. El proyecto de construcción del edificio fue del entonces arquitecto municipal Emili Cabanyes. Puig i Cadafalch llevó a cabo la reforma de la cubierta semicircular decorada con revestimientos cerámicos, ladrillo visto y detalles ornamentales de hierro forjado.
Tienda La Confianza (1894-1896), calle Sant Cristòfor, 10. Este establecimiento, inaugurado en 1896 por encargo de Francesc Palomer, estaba dedicado a la venta de pasta de sopa y aceite. En él destaca la decoración de la tienda en paredes y techo con motivos vegetales y cenefas decorativas, de los expositores con pináculos de estilo neogótico y del cartel exterior de hierro forjado con letras modernistas.

Casa Parera (1894), calle Nou, 20. Se trata de un edificio reformado para Miquel Parera i Partagàs. Es una antigua casa de cós de dos pisos con esgrafiados florales y vegetales, ladrillo visto, hierro forjado y elementos escultóricos medievalizantes (ménsulas, escudos y gárgolas).

La Beneficència (1894), calle Sant Josep, 9. La casa de beneficencia estaba situada en el antiguo convento de carmelitas de Sant Josep, ocupado entonces por las concepcionistas. Puig rompió la austeridad de las fachadas mediante ventanales con columnas en forma de corola con capiteles de inspiración medieval, elementos escultóricos de estilo neogótico y los escudos de Mataró y Cataluña.

Casa Coll i Regàs (1896-1898), calle Argentona, 55-57. Esta casa fue construida por encargo del empresario de Mataró Joaquim Coll i Regàs. En la actualidad es la sede de la Fundació Caixa Laietana y es el edificio más emblemático del Modernismo de esta población. El arquitecto evocó con él todo un programa iconográfico y decorativo con la intención de elogiar la figura del su cliente, prestigioso industrial textil.

Argentona
Casa de veraneo de Puig i Cadafalch (1897-1905), plaza de Vendre, s/n. Se trata de la casa donde el arquitecto veraneaba desde pequeño y que más tarde se convertiría en su refugio tras su retorno del exilio. Puig abrió las paredes medianeras para comunicar las tres antiguas viviendas y convertirlas en una. Destacar los elementos modernistas como las almenas, las esculturas y el trencadís de las chimeneas.

Capilla del Sagrario (1896-1897), plaza de la Església, 1. La nueva capilla ampliada es de estilo neogótico. Tiene acceso en una puerta lateral desde la iglesia de Sant Julià. La nave de la capilla es de planta rectangular con el ábside de planta semihexagonal y está cubierta con una bóveda de arcos apuntados.

Can Calopa (1898), calle Riudemeia, 8. Esta casona del siglo XVII es una casa solariega de cuatro cuerpos y con cubierta a cuatro aguas. Según Lluís Bonet i Garí, Puig i Cadafalch habría proyectado las reformas que han dado un aspecto ecléctico al edificio.

Casa Garí (1898), Camí de Sant Miquel del Cros, 9. Can Garí era una antigua masía catalana transformada en un palacio nobiliario de inspiraciones nórdicas en tan sólo nueve meses como residencia de veraneo. La transformación arquitectónica de la mano de Puig i Cadafalch fue un encargo de Josep Garí i Cañas. Can Garí se convierte en un verdadero palacio con lujo y comodidades (teatro, jardines, lago...) al que se une la imagen de sólida masía fortificada (dos garitas orientadas al sur y una torre adosada con un reloj solar esgrafiado en la pared).

Torre de Aguas del Cros (1900), avenida Molí de les Mateves, s/n. Se trata de la torre elevadora de aguas, de construcción circular en forma de chimenea hecha de ladrillos de barro cocido y tejado decorado con trencadís de cerámica, que suministraba agua a la finca de Can Garí.

El autocar traslada a los visitantes nuevamente a Mataró. La ruta finaliza en la plaza de las Tereses.


Ayuntamiento d’Argentona
Ayuntamiento de Mataró
Actium Patrimoni Cultural, SL

 

RUTA RASPALL, VALLÈS ORIENTAL

Una propuesta para descubrir la arquitectura destinada al veraneo del Vallès Oriental y conocer la obra del arquitecto Manuel Joaquim Raspall (1877-1954), que trabajó en la Ametlla, Cardedeu, la Garriga y Granollers.

El Modernismo de veraneo en el Vallès Oriental: Ruta Raspall
La comarca del Vallès Oriental, a finales del siglo XIX, era aún una comarca con una fuerte base agrícola y un tímido crecimiento industrial, muy centrado en la capital, Granollers. Con todo, la proximidad con Barcelona y las mejoras en las vías de comunicación -las carreteras comarcales y las dos líneas de ferrocarril que enlazaban Barcelona con Francia- fueron hechos esenciales para iniciar un proceso de desarrollo y transformación; y a la vez fueron causa y consecuencia de un fenómeno que caracterizó a las poblaciones de esta comarca hasta bien entrado el siglo XX: el veraneo.




Ruta Raspall

Dirección Museo-Archivo Tomàs Balvey.
Daurella, 1, 08440 Cardedeu
Visita y horarios
Se ofrecen diversas modalidades de ruta.
Consultar precios y descuentos en cada temporada.
Posibilidad de elegir el idioma en el que realizar las rutas: catalán, castellano, inglés, francés o alemán y con intérprete de lenguaje de signos.
Las rutas se realizarán con un mínimo de veinte participantes.

Propuesta de un día, con visita a la Ametlla, la Garriga y Cardedeu.
Calendario: último domingo de mes, de marzo a octubre.
Horario: de 9.30 a 18 horas.
Incluye: servicio de guía, entrada en las casas y transporte.

Propuesta de medio día, con visita a la Ametlla y la Garriga o Cardedeu y Granollers, para grupos concertados.
Calendario: todo el año.
Horario: de 10 a 14 horas.
Incluye: servicio de guía y entrada en las casas (desayuno, comida y transporte opcionales).

Posibilidad de concertar diferentes modalidades con diversos precios y servicios opcionales.
Calendario: todo el año.
Información i reservas
Tel.: 938 713 070 / 639 566 887 (Pilar Vera).
Fax: 938 711 477.
m.cardedeu@diba.es
www.turismevalles.net
Hay que efectuar reserva previa.
Cómo llegar
En tren: RENFE: línea 2, estación Cardedeu.
En bus: Sagalés. Tel.: 938 707 860.
Por carretera: C-58 y AP-7, salida Cardedeu.
Observaciones
Los horarios pueden sufrir variaciones, por lo que se aconseja comprobarlos previamente. Consúltese el descuento de la Ruta en el sitio web www.rutadelmodernisme.com o llamando al tel. 902 076 621.


El veraneo, desde mediados del siglo XIX, se convirtió en una nueva forma de ocio para las clases más pudientes de la ciudad, especialmente de Barcelona. Primero, disfrazado de estancias terapéuticas y ya entrado el siglo XX, sencillamente como una búsqueda de lugares cercanos y no coincidentes con la residencia habitual en los que hacer vida social y disfrutar de unas largas temporadas de vacaciones. Las pequeñas poblaciones del Vallès como la Ametlla, la Garriga y Cardedeu, que conservaban su carácter rural y agrario, se convirtieron, poco a poco, en lugares atractivos en los que pasar el verano, elegidos por su proximidad con respecto a Barcelona, por su interés paisajístico y, sobre todo, terapéutico.

Médicos, abogados, industriales, financieros, políticos, indianos e incluso artistas, principalmente de Barcelona, formaban una emergente clase social, poco compacta pero con hábitos y formas de vida propias que los definían como clase. Uno de estos hábitos era ir a veranear a los mismos lugares, en los que pasaban a constituir la colonia de veraneantes. La colonia era un grupo diferenciado en la vida de los municipios: vestían principalmente de blanco -con sombrillas, sombreros, abanicos y gafas de sol-, se reunían en el casino, centro y punto de encuentro de la colonia a la vez que espacio imprescindible en todo centro de veraneo, y organizaban una serie de actividades: desde bailes y fiestas hasta sesiones teatrales, veladas literarias, conciertos, gincanas, excursiones y todo tipo de actos públicos y privados, algunos de ellos muy sonados, como las dos representaciones del Teatre de la Natura en el bosque de Can Terres de la Garriga, en 1911 y 1914 -con el estreno de la obra La viola d'or, de Apel·les Mestres con música de Enric Morera- o la representación de la zarzuela Maruja, de Amadeu Vives, en 1915, en el bosque de Vilalba, en Cardedeu.

El fenómeno del veraneo, para poblaciones como la Ametlla, la Garriga y Cardedeu, conllevó además un importante despertar económico, puesto que favoreció el comercio, las relaciones directas con Barcelona, el desarrollo de servicios como fondas y balnearios y, sobre todo, supuso un impulso para la nueva construcción y el crecimiento urbanístico. La colonia de veraneantes necesitaba nuevas residencias en las que hospedarse, bien de propiedad o bien de alquiler, y era necesario que éstas incorporasen las últimas tendencias arquitectónicas del momento: el Modernismo.

En la Ametlla, Cardedeu o la Garriga se construyeron magníficos chalés de estilo modernista con frondosos jardines que hoy son el testimonio de una época. En estas poblaciones encontramos obras, chalés y casas para el veraneo, de arquitectos de renombre en la época como Eduard M. Balcells, Puig i Cadafalch, Jeroni Martorell, Emili Sala i Cortés y, sobre todo, del arquitecto Manuel Joaquim Raspall, con vínculos familiares en la Garriga.

M. J. Raspall i Mayol (1877-1954) ha sido considerado arquitecto de la llamada segunda generación modernista, discípulo de Domènech i Montaner y de Puig i Cadafalch. La mayor parte de su obra, de marcada originalidad, se encuentra en las poblaciones del Vallès de las que, además, fue arquitecto municipal -de Cardedeu (1904), de la Ametlla del Vallès (1906), de la Garriga (1906), de Granollers (1907), de Caldes de Montbui (1909) y más tarde de Montmeló (1924). En estos municipios construyó singulares casas y chalés de estilo modernista y desarrolló una interesante obra pública, con planeamientos urbanísticos, diseños de mobiliario urbano o incluso, y como obra destacada, la ejecución del Cementerio Municipal de Cardedeu.

Un recorrido por estas poblaciones permite conocer la arquitectura modernista del arquitecto Raspall, evocar los tiempos del veraneo y a la vez descubrir unos municipios que se transformaron y ganaron carácter a principios del siglo XX. Nuestra propuesta, bajo el nombre de "Modernismo de veraneo en el Vallès Oriental: Ruta Raspall", permite, a lo largo de un día completo, pasear por la Ametlla, la Garriga y Cardedeu descubriendo rincones, singularidades y, sobre todo, arquitectura modernista pensada para vivir y disfrutar de los veranos en el Vallès Oriental.

La ruta guiada tiene como punto de partida Cardedeu, a las nueve y media de la mañana, desde donde se inicia un breve recorrido en autocar hasta la Ametlla del Vallès, una pequeña villa de orígenes medievales que se convirtió en centro de veraneo a principios del siglo XX. De la Ametlla destaca la visita a la Casa Millet, una antigua masía del siglo XIV transformada por el arquitecto Raspall, en 1908, en la residencia de veraneo de Joan Millet, industrial algodonero y hermano de Lluís Millet, director y cofundador del Orfeó Català. El jardín, la fachada y la interesante chimenea del comedor son testimonios de la etapa más modernista del arquitecto.

Después de un paseo guiado y de un pequeño descanso, la ruta continúa hacia la Garriga, villa termal desde época romana y municipio en el que se concentra la mayor parte de la obra arquitectónica modernista de la comarca. Una selección de más de veinte casas y chalés permite adentrarse en la atmósfera del tiempo de veraneo de esa época y, entre otros, disfrutar del jardín de la Casa Barbey (1910), un edificio promovido por el industrial textil Juli Barbey, que hoy es uno de los más destacados del movimiento modernista fuera del área de Barcelona. La Casa Barbey, junto con las construcciones vecinas: el Chalé Iris (1911), la Bombonera (1910) y la Casa Barraquer (1912-13), forman la llamada Manzana Raspall: un conjunto único en Cataluña, catalogado hoy como Bien Cultural de Interés Nacional.

De la Garriga se vuelve a Cardedeu, con una parada en el cementerio municipal, uno de los conjuntos de arquitectura funeraria más interesantes y singulares del país. Y después de una comida opcional, la ruta continúa por el centro de Cardedeu, con visitas a la Alquería Cloelia (1904), primera obra privada del arquitecto Raspall, a los Jardines de la Casa Viader (1917-1922), encargo de Marc Viader, padre del inventor del Cacaolat, y una visita exclusiva al vestíbulo y biblioteca de la Casa Golferichs-Rovellat (1908), con un destacado conjunto de vidrieras con vitrales emplomados de dibujos plenamente modernistas.
La ruta está abierta a todo tipo de público, tanto para visitas en grupo como individuales, y se dispone de propuestas didácticas para grupos escolares.

Modernismo de Veraneo en el Vallès Oriental
Ayuntamiento de la Ametlla
Ayuntamiento de Cardedeu
Ayuntamiento de la Garriga
Ayuntamiento de Granollers
Consorcio de Turismo del Vallès Oriental

 

SITGES

Sitges, junto con el resto de la comarca, vivió durante el siglo XIX una época floreciente, llena de cambios sociales, económicos, tecnológicos y culturales. La llegada del ferrocarril, la exportación marítima del vino, la aventura americana, la expansión urbanística y el despliegue de estilos arquitectónicos han dejado una fuerte huella en esta villa de la costa catalana.

Sitges se convierte entre 1892 y 1899 en un lugar de encuentro para los artistas modernistas después de la llegada de Santiago Rusiñol, en 1891, quien -atraído por las posibilidades pictóricas de la población, por sus habitantes y por la comunidad ya existente de pintores de la escuela luminista- se instaló a vivir en el Cau Ferrat.

Rusiñol, acogido por estos pintores, organizó las cinco Fiestas Modernistas que congregaron en Sitges a los literatos, músicos, críticos, escultores y pintores más importantes de Cataluña y que hicieron que este pueblo marinero se convirtiera, como se lo llevó a definir, en "la Meca del Modernismo". En verano de 1892 tuvo lugar en el Ayuntamiento de la villa la Primera Exposición de Bellas Artes, conocida posteriormente como la Primera Fiesta Modernista. En esta exposición se presentaron obras de los artistas de Sitges, de Ramon Casas, de Eliseu Meifrén y del propio Santiago Rusiñol, artistas bastante significativos del movimiento modernista.

Sitges

Visita y horarios

La visita se puede realizar el primer domingo de cada mes (mínimo 15 personas). Con el precio se incluye la entrada al Museo, los demás días no está incluida.
Grupos (no hay un número mínimo de personas), previa reserva: todos los días de la semana con opción de elección de idiomas, catalán, castellano, inglés o francés. La entrada al Museo no está incluida.
Información y reservas:
Reservas llamando al teléfono 619 793 199 o escribiendo
a la dirección electrónica agis_sitges@hotmail.com

Información turística:
Patronato Municipal de Turismo de Sitges.
Información y reservas de hoteles.
Oficina Oasis. Sínia Morera, 1. 08870 Sitges
Tel.: 938 944 251/ 938 945 004. Fax: 938 944 305.
info@sitgestur.com
www.sitgestur.com
Horario: de lunes a viernes, de 9 a 14 y de 16 a 18.30 h.
Del 1 de julio al 30 de septiembre, de lunes a domingo de 9 a 21 h.
Oficina Maricel. Fonollar, s/n.
Tel. y fax: 938 110 611.
Horario: de miércoles a viernes, de 10.30 a 13.45 h.
Sábado, de 11 a 14 y de 16 a 19 h. Domingo, de 11 a 14 h.
Del 1 de julio al 30 de septiembre: de lunes a domingo,
de 10 a 13 y de 17 a 21 h.
Cómo llegar
En tren: desde la estación de Passeig de Gràcia o Sants, línea C-2 (St. Vicenç/Vilanova-Maçanet) dirección St. Vicenç/Vilanova. Un tren cada 15 minutos aproximadamente. En bus: desde Ronda Universitat, 33. Cada hora. Cia. Mon Bus. Tel.: 938 937 060. Por carretera: autopista de peaje C-32 (túneles del Garraf).C-31 autovía de Castelldefels y carretera de las costas del Garraf.
Observaciones
Los horarios pueden sufrir variaciones, por lo que se aconseja comprobarlos previamente. Consúltese el descuento de la Ruta en el sitio web www.rutadelmodernisme.com o llamando al tel. 902 076 621.

Con el afán de los modernistas por abrirse a Europa y a sus movimientos culturales, Rusiñol y su grupo de la revista L'Avenç organizaron la Segunda Fiesta Modernista. Tomando como referente el núcleo belga y con la estrecha colaboración de Enric Morera, formado artísticamente en Bruselas, se puso en escena, en el teatro del Casino Prado, la obra del joven autor teatral belga Maeterlinck La intrusa. La música fue la protagonista de esta fiesta y también se contó con un concierto de César Frank y del propio Enric Morera.

La Tercera Fiesta Modernista, impelida por la confianza en el triunfo de los ideales modernistas, tuvo lugar en noviembre de 1894 y tuvo un cariz muy distinto del de las otras dos. Los actos fueron la entrada de los grecos en procesión en Sitges y la inauguración oficial de la casa-taller de Rusiñol, el Cau Ferrat. La procesión, organizada por Rusiñol, era una demostración de la emoción que sentía Rusiñol y sus amigos ante las obras de Domenico Theotocópuli, El Greco, y que había que manifestar de una manera popular. Rusiñol compró dos cuadros de este pintor a Pau Bosch en París y actualmente se encuentran en el Museo Cau Ferrat. Una vez inaugurado el Cau, se organizó una comida en un lugar cercano, sobre las rocas, en la Torreta, y seguidamente, y después de un discurso de Rusiñol, se inició un certamen literario en el que, entre otros, el poeta Joan Maragall declamó sus estrofas decadentistas que posteriormente fueron consideradas como el comienzo de un nuevo género de poesía.

La música fue la protagonista de la Cuarta Fiesta Modernista que tuvo lugar el 14 de febrero de 1897 y el escenario volvió a ser el Casino Prado. En la entrada se podía contemplar el retrato de Enric Morera pintado por Santiago Rusiñol. Los actos se
iniciaron con un poema sinfónico de Mercè Vidal y las Danses canadenques de Paul Gibson y después Rusiñol dio un discurso apologético en favor de la música modernista. El acontecimiento acabó con el estreno de la ópera La fada, con letra de Jaume Massó i Torrents y música de Enric Morera. Éste fue el acto más importante de la Cuarta Fiesta Modernista.

En agosto de 1899 se celebró la Quinta Fiesta Modernista, en la que se pusieron en escena dos obras de Ignasi Iglesias, Lladres y La reina del cor, y una de Santiago Rusiñol, L'alegria que passa. El pianista Joaquim Nin interpretó obras de Scarlatti, Grieg, Alió, Gay y Morera.

Sitges en tiempos del Modernismo o Ruta Modernista
La Ruta Modernista permite descubrir la huella que el Modernismo dejó en Sitges gracias a las iniciativas de Santiago Rusiñol i Prats (Barcelona 1861 - Aranjuez 1931) -uno de los máximos representantes del Modernismo catalán- y a las fortunas de los llamados americanos -hijos de la villa de Sitges que volvieron enriquecidos de las colonias españolas y embellecieron las calles de la población con sus casas de estética modernista.

La ruta se inicia en la estación de tren, símbolo de la nueva era y de la modernidad del país. Sigue por las calles del centro de la villa -calle Illa de Cuba y calle Francesc Gumà, donde podemos descubrir la arquitectura modernista de algunos de los más destacados arquitectos de la época, como Gaietà Buïgas, y donde podemos disfrutar del decorativismo de algunas de las fachadas (trabajos de hierro forjado, cerámica, esgrafiados, vidrieras...). Algunos ejemplos son la Casa Bonaventura Blay (1901), la Casa Manuel Planas (1908) o la Casa Pere Carreras (1906). Siempre que sea posible, se puede admirar el interior del Teatro Prado, edificio modernista en el que se celebraron dos de las fiestas modernistas que organizó Rusiñol en Sitges y punto de encuentro de muchos de los seguidores de este movimiento.

La ruta continúa con la visita de un patio azul, el único que se conserva de los típicos patios propios de Sitges, que sirvió de fuente de inspiración para Rusiñol, quien no sólo le dedicó algunos cuadros, sino también una obra de teatro titulada El pati blau. Seguimos por el Cap de la Vila para admirar otra de las casas modernistas, ésta propiedad del americano Bartomeu Carbonell i Mussons. Y llegamos a la plaza del Ajuntament donde destaca el edificio que alberga al consistorio, de estética neogótica -muy utilizada por los modernistas-, y el mercado, primer edificio modernista de la población.

La visita finaliza en el Museo Cau Ferrat, que fue la casa-estudio del artista y coleccionista Santiago Rusiñol. En su interior encontramos una gran obra pictórica: obras de El Greco, Ramon Casas, Ignacio Zuloaga, Picasso, Rusiñol, entre muchos otros, así como una importante colección de hierro forjado, cerámica y vidrio.

Patronato Municipal de Turismo de Sitges

 

 

TERRASSA

Terrassa, industrial i modernista

Los orígenes de la transformación industrial en Terrassa se remontan al primer tercio del siglo XIX y están relacionados principalmente con la expansión de la industria textil lanera. Las mejoras técnicas se inician con la introducción de la máquina de hilar (1832) y la máquina de vapor (1833), pero no mucho más tarde, a partir de 1845, se empezaron a implantar los telares Jacquard, pieza esencial en la expansión del sector textil. Este proceso se vio favorecido por la mejora de las comunicaciones y por la construcción de la carretera de Barcelona en 1845, pero de forma excepcional por la llegada del ferrocarril del norte en 1856, que comunicaba Terrassa con Barcelona, Manresa y Zaragoza. Esta nueva vía de comunicación permitió una fluidez de llegada de materias primas, como son el carbón y la lana, y también la salida de productos textiles elaborados hacia los mercados catalanes y españoles.

El urbanismo, la demografía y la sociedad también experimentaron grandes transformaciones. La villa de Terrassa se expandió más allá de la estructura medieval en dirección a la Estació del Nord y, lo que es más importante, rompió a principios del siglo XX los límites naturales tradicionales, la rambla del Palau y el torrente de Vallparadís.

La concepción habitual del patrimonio industrial incluye los edificios más emblemáticos, los que desarrollaron físicamente las actividades del proceso industrial. Cuando se trata del patrimonio industrial textil, son las chimeneas, los vapors (fábricas de tejidos) y los almacenes.

Terrassa

Dirección
Ayuntamiento de Terrassa - Oficina de Turismo.
Raval de Montserrat, 14.
08221 Terrassa
Visita y horarios
Ruta guiada (previamente concertada). Los sabados, excepto del 1 de agosto al 15 de septiembre y en el mes de diciembre. Duración aproximada: tres horas. Hora y lugar de encuentro con el grupo: 10.45 h de la mañana, frente a la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Terrassa.
Información i reserves
Tels.: 937 397 019 - 937 336 369. Fax: 937 397 063.
turisme@terrassa.org
www.terrassa.org/turisme
Cómo llegar
En tren: FGC, desde Plaça de Catalunya (Barcelona).
RENFE: línea C-4 desde Plaça de Catalunya (Barcelona) dirección Manresa. Por carretera: C-58, salida Terrassa-Centre.
Observaciones
Los horarios pueden sufrir variaciones, por lo que se aconseja comprobarlos previamente. Consúltese el descuento de la Ruta en el sitio web www.rutadelmodernisme.com o llamando al tel. 902 076 621.

Terrassa es la ciudad en la que se conservan más elementos del patrimonio industrial textil, no tan sólo por los edificios reconocidos propiamente como industriales, sino por la urbanización y creación de una ciudad a partir de una estructura de villa medieval con todos los elementos que ello comporta. Todo esto se refleja en la organización urbanística de las calles, en la relación y ubicación de las fábricas, principalmente de tejidos, y almacenes, pero también en las viviendas de obreros -con todas sus tipologías y características- o en los servicios a la industria y a los ciudadanos, como, por ejemplo, la estación de ferrocarril, los bancos, el suministro de electricidad, el hospital, el mercado, los hoteles o las escuelas. E incluso en espacios tanto de suministro de alimentos y otros servicios como de ocio y diversiones como pueden ser tiendas, farmacias, estancos, cuarteles de bomberos, casino, centros recreativos o casals, coros, cines o teatros. También se puede observar en algunos de los elementos de mobiliario urbano o en las propias calles con adoquines, aceras de losetas, farolas y elementos eléctricos, y entradas de carruajes.

Actualmente, aún se conservan en Terrassa muchos de estos elementos industriales. Algunos de ellos son bastante interesantes individualmente, pero globalmente representan uno de los conjuntos de patrimonio industrial más destacados de Cataluña.

El Modernismo arquitectónico en Terrassa
El Modernismo arquitectónico en general se caracteriza por el predominio de la línea curva sobre la recta -el uso de arcos parabólicos y elípticos, la bóveda tabicada de bovedilla y los cantos redondeados-, la riqueza y el detallismo de la decoración, el uso frecuente de motivos vegetales y el dinamismo de las formas. El material más utilizado es el ladrillo visto, aunque el estuco y la piedra también están muy presentes, y también es frecuente el uso de la cerámica decorativa, el hierro forjado y los esgrafiados. Estos rasgos generales se aplican en Terrassa sobre todo en aspectos esencialmente prácticos y funcionales de uso de los edificios. Las decoraciones exteriores acostumbran a ser austeras, mientras que los interiores están delicadamente decorados: destacan los arrimaderos cerámicos, las vidrieras emplomadas y los trabajos de carpintería y cerrajería.
La exposición local en el Real Colegio Tarrasense en 1883 representó el inicio de la renovación de las artes plásticas en Terrassa. Este primer impulso facilitó la introducción de las nuevas corrientes artísticas que, importadas de Europa, llegaban a Barcelona: el Art Nouveau y el Modern Style. El punto culminante de este nuevo estilo modernista en la ciudad se alcanzó con la exposición del Palau d'Indústries (actual Escuela Industrial) en 1904, en la que destacó el apartado de las artes aplicadas. El artista tarrasense Joaquim Vancells y el barcelonés Alexandre de Riquer contribuyeron decisivamente a la difusión modernista en pintura y ornamentación en Terrassa.

La expansión y gran difusión de este estilo en la ciudad es, sin embargo, obra de los arquitectos Lluís Muncunill y Josep M. Coll i Bacardí, y, en segundo orden, de Melcior Vinyals y Antoni Pascual i Carretero. Estos profesionales, junto con constructores y artesanos, transformaron la imagen de la ciudad: edificios públicos, fábricas, almacenes y viviendas particulares. La transformación se produjo de forma paralela al desarrollo industrial y a la preocupación cultural y estética de la burguesía del momento. Este estilo perdura en Terrassa prácticamente hasta los años treinta, más allá de los límites tradicionales del movimiento.

De las primeras obras Art Nouveau en Terrassa, destaca por su calidad artística y estilo el proyecto del salón de actos del Instituto Industrial, con pinturas murales de Alexandre de Riquer (1901), que por desavenencias con la entidad acabó Joaquim Vancells (1904). De este proyecto se conserva la decoración de Vancells in situ, y el cuadro central, obra de Riquer, situado en el comedor de la Casa Alegre de Sagrera. Por otro lado, el polifacético Joaquim Vancells también nos ha dejado diversos proyectos de este estilo: el conjunto mobiliario del comedor y despacho de la Masía Freixa, las pinturas de la escalera de la Casa Alegre de Sagrera y el diseño global de la Confitería Vídua Carné. El afianzamiento del estilo modernista en Terrassa aplicado al patrimonio industrial está ligado al trabajo personal del arquitecto local más prolífico a lo largo de este periodo: Lluís Muncunill.

La ruta “Terrassa, industrial i modernista”
Esta ruta incluye los veinticinco edificios y monumentos más representativos de la ciudad, que dada su proximidad se pueden visitar en un paseo de medio día. La antigua Fábrica de Tejidos Aymerich, Amat i Jover, una de las más espectaculares fábricas de Europa y sede del Museo de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña, es obra de Lluís Muncunill (1907). Cuenta con una espectacular nave de 11.000 metros cuadrados, una sala de máquinas, la chimenea y las antiguas carboneras de la fábrica textil. Todo el conjunto muestra el mundo obrero e industrial de aquella época, para luego pasar a ver edificios que acercan a la vida cotidiana de la ciudad y de su burguesía. Hay que descender por la Rambla d'Ègara para llegar hasta el Mercado de la Independència (1906), de estructura metálica y con una destacable decoración en hierro forjado. Siguiendo por el Raval de Montserrat, se pasa por la antigua Confitería Carné (hoy Farmacia Albiñana), un ejemplo extraordinario de las artes decorativas modernistas; la antigua sede de la Sociedad General de Electricidad, transformada en restaurante, y el Ayuntamiento, un edificio de estilo neogótico (1903). El antiguo Instituto Industrial (actual Centro Excursionista) y el almacén Cortès i Prat (1897) son los edificios más destacados que se encuentran hasta llegar a la Casa Alegre de Sagrera. Este edificio (de principios del XIX, reformado en 1911, actualmente sección del Museo de Terrassa) fue la residencia de una antigua familia industrial y es una muestra de un estilo modernista muy ecléctico. En el interior destacan las pinturas de Joaquim Vancells y Pere Viver, la ebanistería, las vidrieras emplomadas, el acristalado y las grandes pinturas modernistas de Alexandre de Riquer, en el comedor. Es visita obligada el Gran Casino (1920), suntuoso edificio recientemente restaurado. Hasta llegar al edificio y jardines del Instituto Industrial (antiguo almacén Pasqual Sala, 1893) encontramos una serie de casas que conservan el espíritu de la Terrassa industrial de hace cien años: la Concepció Monset, la Baltasar Gorina, las casas de Cal Maurí (conjunto de viviendas modestas para obreros, uno de los pocos conjuntos que se conservan en nuestro país), etc. El Teatre Principal es otro elemento destacado en el recorrido por la Terrassa modernista. Se trata de un edificio monumental de 1911, actualmente en desuso. Antiguos almacenes y casas (almacén Francesc Roig, almacén Emili Matalonga, Casa Jacint Bosch, almacén Joaquim Alegre, almacén Torras...) nos acompañan en la ruta hasta la calle la Rasa, donde encontremos la antigua nave de la Fábrica de Tejidos Ventalló (reconvertida en espacio público y zona de viviendas, donde se ha integrado en una plaza porticada), la fábrica (1920) y el almacén Marcet i Poal (1914) y, por último la nave de la fábrica Izard (1921), espectacular edificación que se abre a la plaza Didó y actualmente es la sede de la Sala de Exposiciones Muncunill, situada en la antigua sala de tintes. La ruta finaliza en la Masía Freixa (1905-1910), en el centro del Parque de Sant Jordi, antigua residencia y también fábrica de la familia Freixa, obra de Lluís Muncunill.


Ayuntamiento de Terrassa

 

 

RUTA MODERNISTA DE VILAFRANCA DEL PENEDÈS

El Modernismo en Vilafranca del Penedès
El resurgir económico de la comarca del Alt Penedès, después del desastre de la filoxera, propició la llegada de la corriente artística y social que empezaba a implantarse en Europa. Propietarios agrícolas y comerciantes se convierten en los receptores de las tendencias modernistas e impulsan edificaciones de acuerdo con su posición económica.

Vilafranca inicia a finales del siglo XIX su transformación de pueblo a pequeña ciudad, en las antiguas plazas y calles aparecen nuevos edificios que cambian su tradicional imagen y se proyecta un nuevo modelo de ciudad. Los arquitectos de renombre sustituyen a los maestros de obras en las diferentes construcciones y surgen las figuras de Santiago Güell, Eugeni Campllonch y Antoni Pons. Santiago Güell (Vilafranca, 1869) fue arquitecto municipal y participó activamente de la vida política de Vilafranca. Como arquitecto era un hombre escrupuloso y perfeccionista. Fue él quien dejó la huella más importante en la ciudad, quien creó la imagen urbana de la misma y muchos de los edificios más emblemáticos han sido obra suya. Fue autor de unas edificaciones caracterizadas por el dominio de la técnica arquitectónica y por los toques personales que aplicaba a sus obras con sobriedad, elegancia y equilibrio.

Ruta Modernista de Vilafranca del Penedès

Dirección
Patronato Municipal de Comercio y Turismo.
Cort, 14.
08720 Vilafranca del Penedès
Visita y horarios
Visitas guiadas por el centro de Vilafranca y concierto de música modernista. Homenaje a Apel·les Mestres. Abril, mayo, junio, octubre, noviembre y diciembre: primer domingo de cada mes por la mañana de 11 a 14 h. Es necesario efectuar reserva con antelación. Durante todo el año se realizan visitas concertadas para grupos con un mínimo de 8 personas.
Información i reservas
Tel.: 938 181 254.
Fax: 938 181 479.
turisme@vilafranca.org
www.turismevilafranca.com
Cómo llegar
En tren: cercanías RENFE. Línea 4 - St. Vicens de Calders,
Vilafranca del Penedès, Barcelona, Manresa.
En bus: Transports Públics de Catalunya Hispano Igualadina.
Tel.: 938 044 451
Por carretera: A2 o AP2 y autopista AP7 salidas 28-29 y 30.
Desde Tarragona, autopista AP7, salida 10.
Carretera N-340.
Observaciones
Los horarios pueden sufrir variaciones, por lo que se aconseja comprobarlos previamente. Consúltese el descuento de la Ruta en el sitio web www.rutadelmodernisme.com o llamando al tel. 902 076 621.

La arquitectura modernista en Vilafranca combina la arquitectura popular catalana con las tendencias propias del Modernismo que aporta nuevos materiales y una nueva concepción del espacio. En el recorrido por la Vilafranca modernista podemos ver la vistosidad de la decoración naturalista de las fachadas, la utilización del ladrillo visto en algunos edificios, y las vidrieras y barandillas de hierro forjado en ventanas y balcones.

El patrimonio modernista de Vilafranca consta de 33 edificios de la más variada condición: casas señoriales, edificios públicos y almacenes dedicados a la exportación de vinos y licores, claros exponentes de la entidad propia de la arquitectura industrial.

El Modernismo contemplaba también otros aspectos del arte, como la pintura, la escultura y el diseño de mobiliario urbano. Paseando por la calle Santa Maria, en pleno centro de Vilafranca, encontramos unas singulares piezas en forma de farolas. Entrando en la cripta de la basílica veremos un excelente grupo escultórico de Josep Llimona, y en el Museo de Vilafranca, dibujos de Ricard Opisso así como obras de otros autores.

Esta ruta de Vilafranca es un itinerario que permite conocer el impacto de este movimiento cultural a finales del siglo XIX y principios del XX a partir de los nuevos símbolos de progreso y modernidad que aportaba esta innovadora tendencia llamada Modernismo.




Patronato Municipal de Comercio y Turismo

 

www.pi2.com