Casa Calvet

Obra de Antoni Gaudí. El arquitecto inició su primer edificio de viviendas en 1898, en pleno Eixample y según una línea que fue ampliamente seguida por autores de otras casas con profusión de elementos barrocos o rococós, como las formas onduladas y el peculiar tratamiento de la irregular superficie de piedra arenisca de Montjuïc, los balcones o las tribunas. En la Casa Calvet, Gaudí dio un tratamiento diferenciado a cada uno de los elementos que conforman el edificio. La fachada está presidida por una tribuna barroca con barandillas de hierro forjado y relieves que representan diferentes tipos de setas en homenaje a la afición a la micología de Eduard Calvet, el primer propietario del inmueble. La decoración de la tribuna incluye un escudo de Cataluña y un ciprés, símbolo de hospitalidad. También merece la pena fijarse en el vestíbulo de la entrada y en el de los bajos, actualmente transformados en el restaurante Casa Calvet (es necesario reservar mesa: tel. 934 124 012. Para más información véase Salimos, guía de bares y restaurantes modernistas). En el interior del restaurante se conserva el mobiliario del despacho original del negocio textil de los Calvet. Entre otras piezas destacan las lámparas, los bancos del recibidor y los bancos de cortesía adosados al muro, las mamparas de madera que separaban los diferentes despachos, los picaportes y las vigas del techo.


Actuaciones de la Campaña Barcelona, posa't guapa

Restauración de fachadas, balcones y elementos de carpintería (persianas).
Restauración de fachadas y balcones.
Mejora de condiciones higiénicas.


Horarios

Horario: de 13 a 15.30h y de 20.30 a 23h.



Más información

Tel.: 93 412 40 12
www.casacalvet.es
Cal reservar taula amb antelació


Consigue la Guía de la Ruta del Modernismo de Barcelona

La Ruta del Modernismo de Barcelona es un itinerario por la Barcelona de Gaudí, Domènech i Montaner y Puig i Cadafalch, que junto con otros arquitectos hicieron de Barcelona la capital mundial del Modernismo. Con esta ruta podréis conocer a fondo impresionantes palacios, casas sorprendentes, el templo símbolo de la ciudad y un inmenso hospital, y también obras más populares y cotidianas, como farmacias, comercios, tiendas, farolas o bancos, y obras modernistas que demuestran que el Modernismo arraigó con fuerza en Barcelona y que aún hoy es un arte vivo y vivido.

La Guía de la Ruta del Modernismo de Barcelona se puede adquirir en nuestros centros del Modernismo.

Más información