Bar Muy Buenas

Los orígenes del Bar Muy Buenas se remontan a finales del siglo XIX, cuando fue fundado como granja bar por un miembro de la familia Serrano. El establecimiento fue pasando de padres a hijos durante tres generaciones —fue bautizado como Bar Muy Buenas en 1928—, hasta que Antonio Serrano lo vendió en 1996 a Antonio Magaña, actual propietario del bar, que ha ido devolviendo al local su aspecto original.La puerta de acceso al establecimiento deja entrever sutilmente que se trata de un local diferente, no porque tenga una decoración exagerada, sino, precisamente, por la suavidad de unas líneas onduladas que enmarcan el rótulo y el propio tirador. El mostrador del bar es el que había en un principio y ahora ha recuperado su función original, aunque durante mucho tiempo estuvo situado en otro lugar del local como elemento decorativo. Se trata de un mostrador de mármol con un par de compartimentos que, en su momento, se llenaban de hielo y servían para mantener las bebidas frescas, con dos surtidores de agua que ahora han sido sustituidos por surtidores de cerveza.

En este establecimiento también destaca la espléndida mampara de pino melis y vidrio grabado al ácido con motivos florales que, en su origen, era la puerta entre la tienda de la granja y el comedor y que hoy separa la zona de la barra del resto del bar. El área de la barra sorprende por la exagerada altura del techo, que se ha conseguido suprimiendo los forjados que sostenían un altillo que era utilizado como vivienda. En el espacio interior no se ha conservado prácticamente ningún elemento decorativo modernista, pero en el verano de 2001, el señor Magaña encargó a un pintor argentino la decoración mural del bar. El resultado, bastante acertado, confiere un aire de modernidad pero, al mismo tiempo, tiene un regusto de estilo modernista, al inspirarse en la sinuosidad de líneas y motivos que se encuentran en la puerta del local. Las mesas se han pintado siguiendo el dibujo del mural. El piso de arriba adquiere una atmósfera especial gracias al balconcillo de madera —la parte alta de la mampara modernista— que da al espacio de la barra. En conjunto, el espacio está decorado con sencillez y buen gusto, creando un ambiente confortable y especial, abierto y a la vez acogedor.

Cuando Antonio Magaña compró el negocio, lo hizo con la intención de que siguiera siendo un bar pero también con la ambición de convertirlo en un punto de actividades culturales diversas: música, lecturas poéticas (los miércoles por la noche), espacio de exposiciones para jóvenes autores y tertulias. Así pues, el local se caracteriza por un ambiente joven, principalmente de la ciudad, abierto a todo el mundo y a nuevas ideas. Pero el Bar Muy Buenas no sólo es un bar de copas o de cafés, sino que también ofrece servicio de cocina a precios muy razonables, con la novedad de acoger en su carta un importante surtido de platos de diferentes culturas del mundo. A cualquier hora del día también podemos probar una de sus especialidades, las “torrijas árabes”, o elegir tés o cervezas de importación de su carta, cada vez más extensa. A medida que avanza la noche, los manteles de las mesas desaparecen, la música se va animando y el Muy Buenas va adquiriendo carácter de bar nocturno y de punto de encuentro para degustar su famoso mojito.


Actuaciones de la Campaña Barcelona, posa't guapa

Restauración de fachadas exteriores.


Horarios

De lunes a sábado de 7.30 a 2.30h.
Domingos de 19 a 2.30h.



Más información

Tel.: 93 442 50 53


Consigue la Guía de la Ruta del Modernismo de Barcelona

La Ruta del Modernismo de Barcelona es un itinerario por la Barcelona de Gaudí, Domènech i Montaner y Puig i Cadafalch, que junto con otros arquitectos hicieron de Barcelona la capital mundial del Modernismo. Con esta ruta podréis conocer a fondo impresionantes palacios, casas sorprendentes, el templo símbolo de la ciudad y un inmenso hospital, y también obras más populares y cotidianas, como farmacias, comercios, tiendas, farolas o bancos, y obras modernistas que demuestran que el Modernismo arraigó con fuerza en Barcelona y que aún hoy es un arte vivo y vivido.

La Guía de la Ruta del Modernismo de Barcelona se puede adquirir en nuestros centros del Modernismo.

Más información