Inicio / Más allá de Barcelona / Ruta modernista de Vilafranca del Penedès

Ruta modernista de Vilafranca del Penedès

El Modernismo en Vilafranca del Penedès
El resurgir económico de la comarca del Alt Penedès, después del desastre de la filoxera, propició la llegada de la corriente artística y social que empezaba a implantarse en Europa. Propietarios agrícolas y comerciantes se convierten en los receptores de las tendencias modernistas e impulsan edificaciones de acuerdo con su posición económica.

Vilafranca inicia a finales del siglo XIX su transformación de pueblo a pequeña ciudad, en las antiguas plazas y calles aparecen nuevos edificios que cambian su tradicional imagen y se proyecta un nuevo modelo de ciudad. Los arquitectos de renombre sustituyen a los maestros de obras en las diferentes construcciones y surgen las figuras de Santiago Güell, Eugeni Campllonch y Antoni Pons. Santiago Güell (Vilafranca, 1869) fue arquitecto municipal y participó activamente de la vida política de Vilafranca. Como arquitecto era un hombre escrupuloso y perfeccionista. Fue él quien dejó la huella más importante en la ciudad, quien creó la imagen urbana de la misma y muchos de los edificios más emblemáticos han sido obra suya. Fue autor de unas edificaciones caracterizadas por el dominio de la técnica arquitectónica y por los toques personales que aplicaba a sus obras con sobriedad, elegancia y equilibrio.

La arquitectura modernista en Vilafranca combina la arquitectura popular catalana con las tendencias propias del Modernismo que aporta nuevos materiales y una nueva concepción del espacio. En el recorrido por la Vilafranca modernista podemos ver la vistosidad de la decoración naturalista de las fachadas, la utilización del ladrillo visto en algunos edificios, y las vidrieras y barandillas de hierro forjado en ventanas y balcones.

El patrimonio modernista de Vilafranca consta de 33 edificios de la más variada condición: casas señoriales, edificios públicos y almacenes dedicados a la exportación de vinos y licores, claros exponentes de la entidad propia de la arquitectura industrial.

El Modernismo contemplaba también otros aspectos del arte, como la pintura, la escultura y el diseño de mobiliario urbano. Paseando por la calle Santa Maria, en pleno centro de Vilafranca, encontramos unas singulares piezas en forma de farolas. Entrando en la cripta de la basílica veremos un excelente grupo escultórico de Josep Llimona, y en el Museo de Vilafranca, dibujos de Ricard Opisso así como obras de otros autores.

Esta ruta de Vilafranca es un itinerario que permite conocer el impacto de este movimiento cultural a finales del siglo XIX y principios del XX a partir de los nuevos símbolos de progreso y modernidad que aportaba esta innovadora tendencia llamada Modernismo.
Patronato Municipal de Comercio y Turismo


Como llegar

En tren: cercanías RENFE. Línea 4 - St. Vicens de Calders,
Vilafranca del Penedès, Barcelona, Manresa.
En bus: Transports Públics de Catalunya Hispano Igualadina.
Tel.: 938 044 451
Por carretera: A2 o AP2 y autopista AP7 salidas 28-29 y 30.
Desde Tarragona, autopista AP7, salida 10.
Carretera N-340.


Horarios

Visitas guiadas por el centro de Vilafranca y concierto de música modernista. Homenaje a Apel·les Mestres. Abril, mayo, junio, octubre, noviembre y diciembre: primer domingo de cada mes por la mañana de 11 a 14 h. Es necesario efectuar reserva con antelación. Durante todo el año se realizan visitas concertadas para grupos con un mínimo de 8 personas.



Más información

Tel.: 938 181 254.
Fax: 938 181 479.
turisme@vilafranca.org
www.turismevilafranca.com


Los horarios pueden sufrir variaciones, por lo que se aconseja comprobarlos previamente. Consúltese el descuento de la Ruta en el sitio web www.rutadelmodernisme.com o llamando al tel. 902 076 621.

Consigue la Guía de la Ruta del Modernismo de Barcelona

La Ruta del Modernismo de Barcelona es un itinerario por la Barcelona de Gaudí, Domènech i Montaner y Puig i Cadafalch, que junto con otros arquitectos hicieron de Barcelona la capital mundial del Modernismo. Con esta ruta podréis conocer a fondo impresionantes palacios, casas sorprendentes, el templo símbolo de la ciudad y un inmenso hospital, y también obras más populares y cotidianas, como farmacias, comercios, tiendas, farolas o bancos, y obras modernistas que demuestran que el Modernismo arraigó con fuerza en Barcelona y que aún hoy es un arte vivo y vivido.

La Guía de la Ruta del Modernismo de Barcelona se puede adquirir en nuestros centros del Modernismo.

Más información